Todo sobre los mantos largos

Para empezar debemos saber que la palabra “manto” engloba tanto la piel (en todas sus capas) como pelo.

El pelo nace en la hipodermis, crece en la dermis y atraviesa la epidermis; ¿qué quiere decir esto? Que el pelo vivo no podemos verlo pues el pelo que cepillamos, lavamos, cortamos, etc son células muertas que se pueden mantener pero no regenerar.
¿Cómo podemos entonces cuidar un manto largo? En pelu procuramos siempre mantener o recuperar la piel, pues ella es la ‘madre’ del pelo.
Partiendo de una piel sana tenemos que tener en cuenta un par de datos:
-En la dermis se encuentran las glándulas sebáceas, ricas en omegas y las sudoríparas, ricas en sales minerales. No obstante esta hidratación natural no llega a las puntas del pelo si este es muy largo.
-Debemos mantener hidratadas y sin nudos estas ‘puntas': Una mala cosmética, así como un uso incorrecto de cepillos o peines, o una falta de aseo puede abrir la cutícula del pelo, darle una apariencia seca (áspera y sin brillo) y partirlo.
-Si este pelo es largo con motivo de exposiciones los cuidados son muy específicos según que raza y precisan cuidado diario por parte de profesionales.
En Happy tenemos cosmética natural, hidratante y apta para pieles sensibles y sabemos cómo trabajar estos mantos para que luzcan perfectos. No dudes en consultar con nosotras lo mejor para tu compi de pelo largo.