Dobermann ¿verdad o mentira?

Esta raza injustamente considerada potencialmente peligrosa tiene distintos falsos mitos que la rodean, provocando mala información y por lo tanto rechazo hacia la misma, te contamos algunos de ellos:

-Debido a su fino y esbelto cuerpo junto con sus rasgos alargados, además de las (ya afortunadamente ilegales) prácticas de mutilación de orejas y rabo dan una apariencia muy agresiva a la raza; no obstante se trata de una raza tan enérgica como fiel, muy inteligente y algo tozuda, pero cariñosa y obediente como la que más.

-Pese a lo que se cree NO son el resultado de un experimento nazi: Su origen se remonta a 1890, cuando Friedrich Louis Dobermann, criador, creó esta raza con el fin de protegerse en sus largos viajes de trabajo. Se cree que el cruce original fue entre el Greyhound (galgo) y el Rottweiler

-A los Dobermann NO les crece el cerebro hasta volverse locos: Si eso fuese cierto, las venas y arterias al dilatarse en un espacio rígido se comprimirían y la masa encefálica ejercería tal presión que el cerebro se colapsaría dejando de funcionar y causando por tanto el fallecimiento del animal.

Recordar que en Happy las razas potencialmente perfectas son bienvenidas, pues no hay perro agresivo sino dueño irresponsable :)