Nudos: Un problema para toda la familia

Los nudos en el manto de nuestro amigo (independientemente de su especie -perro, gato, conejo…-) pueden causar distintos problemas como:

-Molestias y dolor en la piel de tu compañero debido a la tirantez del pelo causada por ese nudo o “rasta”.

-Problemas dérmicos: eccemas, dermatitis, prurito (picor)… que suelen ser bastante molestos y en ocasiones con un largo tratamiento veterinario.

-Problemas infecciosos y hongos: El nudo impide que la piel del animal pueda transpirar correctamente y es un foco de infección donde p.ejemplo la suciedad ambiental es acumulada, pudiendo crear en ocasiones serias infecciones así como nacimiento de hongos que ¡atención! pueden ser contagiosos para las personas.

-Peluquería traumática: Las sesiones en animalitos que vienen en mal estado son muy largas, y aunque vayamos con cuidado pueden resultar muy molestas para el animal. Además hay ocasiones que al estar tan perjudicado el pelo nos es imposible desenredar y tenemos que recurrir a cuchillas muy cortas que dejan al animalito desprotegido frente al calor, al frío…y que pueden perjudicar tanto la piel (derivando en problemas dérmicos) como el pelo (pérdida de color, cambio de textura…).

En Happy  podemos ,junto con el bañito, cepillar usando distinto instrumental, arreglar y hacer corte con distintas técnicas, manteniendo a tu amigo sin necesidad de recurrir a rapados extremos que a la larga le acaben causando problemas.